La lectura: un mundo para crear aventuras

La lectura es un mundo en el que la imaginación no tiene límites, donde la ficción y la realidad pueden convivir juntas en las páginas de un cuento, una fábula, un libro, etc.

Pero ¿cómo logramos que los niños, desde temprana edad, se interesen en ella? “En la primera infancia, empleando el lenguaje de diversas maneras a partir de las voces de las personas que cuidan al bebé”, comenta Claudia Rodríguez, subdirectora de formación y divulgación de Fundalectura.

La comunicación es la mejor manera de iniciar este proceso: hablarle al bebé, cantarle en la cuna, contarle los planes que harán en el día, explicarle de manera fácil qué son y para qué sirven los objetos que lo rodean y que se usan a diario. ¿Por qué? Los libros están hechos de palabras, “entonces, las palabras que pronuncian los padres para el bebé se van inscribiendo en la mente, en el corazón y en el cuerpo del bebé y, más tarde, cuando se inicie la lectura formal, el niño ya tendrá un vínculo afectivo con ellas”, añade Rodríguez.

No solo el lenguaje verbal es importante para acercar a los pequeños a la lectura, es necesario relacionarlo con el contacto físico, eso refuerza la capacidad asociativa.

Según Ebelio Cabrejo Parra, Filólogo de la Universidad Nacional, maestro en filosofía y en psicología en la Universidad de la Sorbona, Vicepresidente de la Asociación Acciones Culturales Contra Exclusiones y Segregaciones, a un niño hay que hablarle como si entendiera todo, porque “la primera lectura que el ser humano hace es la de aprender a leer la entonación de la voz, los gestos del rostro de las personas que lo rodean”.

La edad perfecta para que un infante posea un libro es a los 4 meses, le ayudará a enfocar su atención y a ver que en la lectura se puede interactuar con otros ya que es fundamental para su desarrollo comunicativo y la socialización al ampliar en ellos sus capacidades de expresión.

Ventajas:

Entre mayor sea el acercamiento de un niño a la lectura, mayor será su capacidad para manifestar sus opiniones e inquietudes.

Al tener diferentes formas como lo son las canciones, los juegos, las historias, los relatos, estimula la memoria y el reconocimiento de palabras, objetos y colores.

La lectura ayuda a desarrollar el sentido estético, influye en la formación de la personalidad,  proporciona conocimiento, además de ser una fuente de recreación.

Constanza Alarcón, quien fue coordinadora de la Comisión Intersectorial de la Primera Infancia de la Presidencia de la República, afirma que la lectura permite que los niños empiecen a conocer la realidad al usar los textos como “una posibilidad para que exista una interacción donde el niño explore, descubra, es cuando el niño busca un pretexto para que la mamá le cuente una historia. “

La lectura y la música: una buena combinación

Según Luz Mila Cardona Arce, delegada para la Infancia, la Juventud y el Adulto mayor

de la Defensoría del Pueblo, la lectura debe ser una fiesta, ya que al combinar el libro con la música, se le ofrece al niño la posibilidad de crear lo que aprende del texto.

Por otra parte, Mario Hernández, quien hace música infantil comenta que las tecnologías ayudan también a incentivar la lectura en los niños. Su música la acompaña de una revista con caricaturas de las canciones, el dvd tiene las letras de estas en inglés y español en forma de karaoke.

¿Qué estás esperando para explorar con tus pequeños este mundo?

 

Tercera entrega para nuestras máquinas dispensadoras de poemas, ahora con frases de humor


¿Un chiste es un poema? Seguramente no, pero algunas de las brillantes frases humorísticas de esta nueva entrega para las máquinas dispensadoras de poemas de COMELIBROS, producen una sensación bastante parecida. Groucho Marx, Woody Allen o Mark Twain, entre otros, nos hacen reflexionar sobre algunos acontecimientos cotidianos de nuestras vidas, a la luz del humor inteligente, agudo y, en ocasiones, sarcástico.

Los invitamos a disfrutarlas en nuestras máquinas dispensadoras de poemas ubicadas en 9 trescuartos, ExLibris y Sweet Machines del Centro Comercial Aves María de la ciudad de Medellín, y a publicar su foto en redes sociales para participar por hermosos mugs y camisetas para los amantes de la lectura. Por sólo una moneda de $500 obtén un pequeño bocadillo para el alma.

En Comelibros nos unimos a las Pequeñas Bibliotecas Comunitarias

En Comelibros y nuestro Banco de Libros (libros donados y donables) nos unimos a esta hermosa iniciativa de la organización Little Free Library, cuyo origen se encuentra en Wisconsin, EEUU en el año 2.009. Actualmente las pequeñas bibliotecas comunitarias se han implementado en más de 60 países y sigue creciendo basada en personas interesadas en apoyar esta iniciativa mundial en pro del amor por la lectura y la confianza en el ser humano.

Las Pequeñas Bibliotecas Comunitarias son construidas y sostenidas basadas en la buena voluntad de las comunidades, donde las personas puedan entrar en contacto con los libros, bien sea a través de la donación, el intercambio o, simplemente, la lectura. Éstas pequeñas librerías buscan integrar a los vecinos en torno a la cultura, la confianza y la lectura, basadas en tres principios:

  1. Puedes tomar un libro, leerlo y retornarlo.
  2. Puedes tomar un libro y dejar otro.
  3. Puedes donar libros a esta biblioteca.

¿Te interesa? Adelante, comienza la de tu barrio. Te apoyamos.

Donación de libros llega a la Biblioteca del Batallón de Infantería de Marina en Bahía Solano

El año pasado recibimos una llamada del Sargento Andrés Berrio consultando sobre el procedimiento para recibir una donación de nuestro Banco de Libros en Comelibros. Le explicamos los sencillos pasos y unas semanas después, una caja con libros de literatura estaba camino al hermoso municipio chocoano de Bahía Solano.

El Sargento Berrio ha impulsado este loable proyecto que actualmente visita el personal del batallón, en su mayoría jóvenes, y también las familias del personal militar que viven en el barrio naval. Nos cuentan que además se realizan actividades con niños del casco urbano de la población y con la comunidad indígena, vecina de la guarnición militar.

En Comelibros nos alegra saber que los #LibrosLibres llegan a poblaciones que les pueden dar nueva vida, adoptando sus historias a la vida cotidiana de sus comunidades. Finalmente el alma de un libro está en las manos de sus lectores, que la transforman y la hacen parte de la realidad por medio de sus imaginación y sus acciones.